IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA

En consecuencia, por todas partes se realizan esfuerzos para promover más y más la obra de la educación; se declaran y se afirman en documentos públicos los derechos primarios de los hombres, y sobre todo de los niños y de los padres con respecto a la educación. Como crece rápidamente el número de los alumnos, se multiplican por doquier y se perfeccionan las escuelas y otros centros de educación. Los métodos de educación y de instrucción se van perfeccionando con nuevas experiencias. Se hacen, por cierto, grandes esfuerzos para llevarla a todos los hombres, aunque muchos niños y jóvenes están privados todavía de la instrucción incluso fundamental, y de tantos otros carecen de una educación conveniente, en la que se cultiva a un tiempo la verdad y la caridad.

Ahora bien, debiendo la Santa Madre Iglesia atender toda la vida del hombre, incluso la material en cuanto está unida con la vocación celeste para cumplir el mandamiento recibido de su divino Fundador, a saber, el anunciar a todos loshombres el misterio de la salvación e instaurar todas las cosas en Cristo, le toca también una parte en el progreso y en la extensión de la educación.

"Fragmento tomado de: Declaración Gravissimum educationis sobre la educación cristiana, CONCILIO VATICANO II, 28/10/1965.

"Por otra parte la necesidad que tiene la humanidad de conocer la verdad, en una educación que tiene como fundamento, la salvación de los hombres, de toda la humanidad".

martes, 20 de abril de 2010 en 18:58

1 Comment to "IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA"

Hola hno Benjamín,
Me parece de gran importancia los avances en la educación, ya que nos asegura la libertad de conciencia y abundantes colores de posibilidades, tan variadas y llamativas.
Pues bien, la educación es lo que su etimología, "un acompañar", "un llevar hacia", más que nada "un preparar" para la libertad.
Desde una perspectiva evolutiva podríamos decir que es un estadio necesario y superable en cuanto la persona ya no es "conducida" sino que explora por sí misma la realidad y busca los fundamentos para enraizar su propia existencia (FR 27).
De suma que el proceso educativo debe actualizarse correspondiendo las necesidades de la región donde se lleva a cabo tal acto. En este caso podríamos decir que el hombre no debe ser medido por la regla sino la regla por él.
Saludos hermano y que Dios lo bendiga,
Guido.

Publicar un comentario